La empresa

Presentación. Por Carlos Hidalgo.

Hace cuatro décadas  algunas personas de mi familia quisieron tener un trabajo más o menos estable.

Después de trabajar en otras empresas, alguna en el extranjero,  adquirieron cierta experiencia y decidieron crear su empresa  como trabajadores por cuenta propia. A medida que pasaba el tiempo, se fue ampliando su actividad y se pasó de pequeños trabajos de albañilería a otros trabajos mayores. Fue creciendo con los años y con la incorporación a esta  de algunos  miembros más jóvenes y formados, se fueron aplicando tanto experiencia como conocimientos. En la década de los años setenta y ochenta se produjo un cambio importante en este mercado y esta empresa supo adaptarse y evolucionó con él. Se comenzaron hacer obras mayores y los resultados fueron casi inmediatos, ya que no existían muchas empresas de construcción en aquellos  tiempos.

Hihersa es el resultado de una familia que siempre ha tenido vocación profesional y miras de futuro. Las actividades de esta empresa  son muy variadas, siempre, en el sector de la construcción, sirvan de ejemplo: construcciones, promociones, obra civil. Etc.

En Hiersa hemos llevado a cabo todo tipo de actividades relacionadas con el sector de la construcción, derribos y excavaciones, construcciones de naves de todo tipo, (agrícolas, ganaderas, industriales) construcciones a particulares, Viviendas, rehabilitaciones  a edificios y accesibilidad, pabellones y pistas deportivas, piscinas públicas y privadas, promociones etc.

¿Que nos diferencia  de otras empresas?

La innovación. Hace más de dos décadas entramos en el mercado del hormigón proyectado GUNITA, un sistema de proyección de micro hormigón que ofrece muchas posibilidades constructivas: construcción de piscinas, taludes de puentes, revestimiento de muros de cualquier tipo,  construcción de edificios y viviendas con el sistema proyectado sobre aislantes térmicos y acústicos. También hemos desarrollado con este sistema el acondicionamiento y rehabilitación de cuevas bodegas, que colocando las armaduras necesarias,  se proyectan las soleras, muros y bóvedas de estas, quedando un cuerpo monolítico y resistente, adaptándolas  para su uso.